Roberto López

EL DÍA DEL "ARBOLITO"
-11 de agosto de 1968-

El Nueve puede tener infinidad de cualidades y características como cualquier jugador de otro puesto. Pero hay una condición que debe diferenciarlo de los demás, y que es obligatoria para lucirlo en la espalda. El Nueve deber ser goleador. Y si es goleador, ya todo lo demás no importa. Roberto Arbolito López, el mejor Nueve de la historia de La Lepra, tenía esa condición. Y por eso en su día, el día que se consagró definitivamente como un gran ídolo Azul, lo recordamos. Sus tres goles en San Juan ante San Martín marcaron un antes y un después en la historia de Independiente.        


ROBERTO LÓPEZ. EL nueve en la espalda, los brazos en alto. Postal que se repetía una y otra vez en la década del 60. 


Desde la provincia de Mendoza partió un tren especial del ferrocarril general San Martín hacia la vecina provincia de San Juan. También salieron ómnibus repletos de hinchas. Era todo un acontecimiento, la Mendoza futbolera paralizada. La posibilidad de jugar el Nacional era concreta. Allí esperaban Boca, River, Independiente, San Lorenzo, Racing, el fútbol grande. Pero antes esperaba el San Martín verdinegro con igual entusiasmo y con la misma ilusión. 
La esperanza visitante tenía nombre y apellido, Roberto López. El Arbolito había tenido un gran año 1967, en el que se había consagrado goleador de la Liga Mendocina con 19 tantos y empujado a la red las tres pelotas claves para ganar el torneo: sobre la hora ante Godoy Cruz para alcanzar un desempate con San Martín, y uno en cada final ante los Albirrojos que significaron el título y la clasificación al Regional 1968. 
Independiente fue muy superior a su adversario en el primer tiempo y lo tradujo en la red. Abrió la cuenta Pastorini y luego, fue el show del Arbolito. 
A los 27 minutos Buitrago envió un centro al área, López se arrojó en palomita y conectó un cabezazo letal para aumentar la ventaja. El tercero llegaría con ayuda del arquero Velázquez. El capitán sanjuanino contuvo un remate de Cabral, pero la pelota que parecía dominada se le escapó de las manos y quedo allí, donde debe estar el Nueve, y donde efectivamente estaba. Toque suave de derecha y gol de López. 3 a 0 y a los vestuarios.
En el complemento llegó el descuento de San Martín a traves de Diz, quien eludió a Filizzola y convirtió con el arco a disposición. Pero a Roberto todavía le quedaba una carta. En salida de contragolpe Julio Díaz metió un centro al área y la pelota quedó como un Ecuador entre el antagonista y el protagonista de la tarde. El primero dudó. El segundo saltó y con otro impacto de cabeza hacia abajo hizo delirar a la parcialidad Azul. 4 a 1. 

"Terminado el partido, la caravana de autos, camiones y ómnibus comenzó el regreso a Mendoza. Difícilmente la Ruta 40 haya sido mas transitada en otra oportunidad". Diario Los Andes, 12 de agosto de 1968. 

La revancha fue cuatro días después en la cancha de Independiente. La visita se impuso por 1 a 0 con gol de Julio González. Se jugaron 30 minutos de tiempo suplementario, pero al mantenerse el cero en los dos arcos, los azules se clasificaron al Nacional por la diferencia de goles obtenida en San Juan.        
  

SÍNTESIS

San Martin (SJ):

Francisco Velázquez -Cap-; Salvador Signorelli, Bernardo Quiroga, Jose Lahora y Martín Irrazabal; Angel Rius, Miguel Godoy y Antonio Italo Romero; Carlos Miguel Diz, Washington Molina y Alberto Naveda. 

Independiente Rivadavia:

Juan Filizzola; Julio Buitrago, Enzo Acosta, Norberto Hermes Yácomo y Antonio Segundo Vergara; Carlos Ramón Villarroel, Luis Armando Cortez -Cap- Julio Díaz; José Antonio Cabral, Roberto López y Juan Andrés Pastorini.  

Goles:
PT 18' Juan Pastorini (IR).
PT 28' Roberto López (IR).
PT 36' Roberto López (IR).
ST 20' Carlos Miguel Diz (SM).
ST 38' Roberto López (IR).

Arbitro: Duval Goicoechea.
Jueces de Linea: José Mazzitelli y Julio César Laneri.
Recaudación: $2.111.000 (sin plateas).



HINCHAS DE GIMNASIA ALENTANDO A LA LEPRA

Una particularidad. Hinchas de Gimnasia y Esgrima festejan la clasificación de Independiente al Torneo Nacional junto a los fanáticos Azules. Eran otras épocas, donde los equipos no sólo representaban a la institución sino a toda la provincia, al codearse con los mejores combinados de todo el país. Reza el diario Los Andes del 12 de agosto de 1968: "Esta fotografía exhibe a uno de esos fervorosos grupos de aficionados que adhirieron a la fiesta en las tribunas del estadio del campeón. Pero, como se advierte, no se trata aquí de simpatizantes azules, sino de simpatizantes "de" los azules. Que es otra cosa. Porque aquí están quienes cada semana gritan por Gimnasia y Esgrima. pero ayer, como correspondía, lo hicieron por Independiente Rivadavia. Y lo harán de ahora en más, en cada cita que los azules tengan en la máxima competencia de la Asociación del Fútbol Argentino.     



EL MÁXIMO GOLEADOR DE LA HISTORIA AZUL


Roberto Eulogio Lopez:

Centrodelantero. Nació en Buenos Aires, pero recaló joven en Mendoza y se radico allí.  
Llegó a Independiente Rivadavia desde Jocolí Lavalle. Jugó en el club entre 1956 y 1969 y marcó más de 120 goles. 
En tiempos en que el fútbol no repartía la cantidad de dinero de nuestros días, era común que los jugadores tuvieran otra labor y el Arbolito no era la excepción: repartía sus tardes entre los entrenamientos en el parque y sus tareas en las oficinas de la sucursal Mendoza del Banco de Londres y América del Sur, ubicada en San Martín y Las Heras de Ciudad. 
Volviendo al deporte, López debutó en un partido amistoso ante Guaymallén, en el que los Azules se impusieron por 2 a 0 con tantos suyos. Ganó siete títulos en el equipo del Parque y fue goleador de la Liga Mendocina en 1965. 
Era criticado por sus movimientos toscos, pero de arriba era infalible y siempre estaba bien ubicado para marcar. A fuerza de goles se ganó su lugar en el equipo, pese a los muchos delanteros que llegaron al club para ocupar su posición. 
En 1967 le hizo un gol agónico a Godoy Cruz que le permitió al equipo ir a un desempate ante San Martín por el campeonato. Y en esas finales, marcó un tanto en cada partido para asegurar el título de La Lepra. Al año siguiente, le hizo tres a San Martín de San Juan en la vecina provincia, que significarían la clasificación de Independiente al Nacional de AFA por primera vez en su historia.








No hay comentarios:

+ Lepra

+ Lepra
La Comunidad Leprosa

www.elazuldelparque.es.tl