El día de la Santa Trinidad

TRIUNFO, CLASIFICACIÓN Y EL DESCENSO DEL LOBO


- Domingo, 22 de abril de 2007 -

Fue por el Torneo Argentino A, en la temporada 2006/2007. Por la fecha 13 del Torneo Clausura, Independiente Rivadavia visitaba a Gimnasia y Esgrima en el estadio Malvinas Argentinas. En una tarde que era todo blanquinegro, la historia le hizo un guiño a los Azules y en dos minutos de inspiración, Adrián Aranda le dio la victoria y el pase a cuartos de final a La Lepra, al tiempo que condenó a Gimnasia al descenso.  


La Lepra se quedó con la victoria ante Gimnasia, clasificó para los play off y además relegó al Lobo al descenso directo. Fue la tarde del Azul.
Es difícil de explicar que el equipo que dominó terminó perdiendo, y no solo el súper clásico, sino también la categoría. Una vez más quedó demostrado que los merecimientos en el fútbol son una utopía.
Independiente, que no hizo casi nada para quedarse con la victoria, definió el encuentro en los últimos cinco minutos con dos goles del Bati Aranda, luego de ir perdiendo. De esta manera, los dirigidos por Roberto Trotta lograron la clasificación a los play off, y castigaron al Blanquinegro al descenso directo.
El Lobo, necesitado del triunfo, salió en busca de la victoria desde el inicio. Al minuto, Marcos Quispe, de cara al arco defendido por Vivaldo, la tiró afuera luego de un tiro libre de Marcos Fernández.
El Lobo era más y lo demostraba porque tenía la posesión de la pelota, y las situaciones de gol en más de una ocasión pusieron en aprietos a Jorge Vivaldo, que respondió muy bien y fue clave en el triunfo de la Lepra.
Independiente, a los ponchazos, llegó y Aranda mandó la pelota al fondo de la red, pero el juez de línea cobró posición adelantada. La respuesta del Lobo llegó tras un tiro de Castro por la derecha, que pegó en el travesaño y del rebote Gimnasia fusiló en tres ocasiones a Vivaldo y compañía pero no pudo lograr la diferencia. Y para colmo de males, en el cuarto disparo, que entró, Conforti vio una mano y anuló la conquista de Moyano.
No pasó mucho más en la primera etapa. Gimnasia fue el protagonista y se fue al descanso con las manos vacías. La mala fortuna comenzaba a asomar en el Malvinas Argentinas.
En el complemento, la Lepra se animó un poco más, y Emanuel Torres tuvo la más clara frente a frente con Lavorante, pero el remate fue muy débil y fácil de controlar para el arquero. El “Pala” Fernández remató entrando por la derecha y, el Flaco Vivaldo contuvo el remate del delantero del Lobo.
A los 26’, Juan Pablo Fernández recibió de Emanuel Ocón y desde unos 30 metros metió un bombazo que se clavó en el ángulo. Un golazo y delirio para la parcialidad del Lobo.
Faltaban 5’ y la mitad del Malvinas comenzaba a festejar pero apareció el goleador de Independiente para poner paños fríos a la pasión mensana: Aranda vio adelantado a Lavorante y desde afuera del área la colocó por arriba del Oso, y lo peor estaba por venir.
Dos minutos más tarde, Luciano Cipriani, por la derecha, mandó un centro rasante para la entrada de Aranda que definió cruzado, y entonces la alegría se trasladó a la otra mitad del Malvinas, que festejó por partida triple. 

Nota Diario Los Andes, (Domingo, 22 de abril de 2007).






EL TESTIMONIO DE LOS ENTRENADORES


Roberto Trotta: “El partido no fue bien jugado, pero había cosas muy importantes en el medio. La levantada de los últimos minutos y la decisión de ir a buscar el partido nos dejó los tres puntos a nosotros. Lo más positivo es la clasificación”. “Siento mucho por la tristeza del rival, porque me tocó jugar en un equipo que se fue al descenso y es una de la peores tristezas que podés tener en el fútbol. La vez pasada quise saludar a los jugadores de Gimnasia pero no me entendieron, pensaron que los quería gastar. Sé que es duro, pero van a salir rápido. Acá hay que levantar la cabeza y seguir trabajando. Nosotros respetamos a Gimnasia y no festejamos dentro de la cancha, para demostrarles respeto por el momento que están viviendo”.
“Es muy bueno tener un jugador como Aranda, que siempre está ahí. Pero no rescato sólo lo de Aranda, sino que a todo el equipo, porque para que Aranda sea el goleador, tiene que tener un equipo atrás”.

Ricardo Dillon: “Me voy mal porque todo el gasto lo hizo Gimnasia, controlamos el partido y lo que pasó en el final fue una cosa fatídica. Si hay que buscar una explicación para la derrota es la jerarquía que tienen sus jugadores. Definió muy bien Aranda y los muchachos entraron en un estado de nervios porque a cinco minutos se les dio vuelta un partido que estaba ganado”.
“Hicimos el desgaste, los superamos futbolísticamente, pero este año Independiente está jugando con una cuota muy grande de suerte. Este era un partido más que controlado, pero apareció la jerarquía de Aranda”.





EL FESTEJO AZUL EN UNA TARDE ESPECIAL QUE SERÁ RECORDADA POR SIEMPRE.

No hay comentarios:

+ Lepra

+ Lepra
La Comunidad Leprosa

www.elazuldelparque.es.tl